Gran éxito de Sebas Lorente, embajador de The Mail Company, en su ponencia en el Workplace Summit 2018, celebrado en Barcelona

Tener un innovador y funcional espacio de trabajo, multi conectado, una buena iluminación, mobiliario ergonómico, una buena calidad del aire, áreas de esparcimiento, etc., de nada sirven si el empleado no es feliz y está motivado. “El jefe comprometido es aquel que ayuda a sus compañeros, es empático y colabora con sus colegas de trabajo; ése es el verdadero liderazgo motivador. El de quien se arremanga cuando vienen tiempos difíciles”. Ésta fue alguna de las ideas que Sebas Lorente, conferenciante motivacional y excampeón de Europa de Golf en silla de ruedas, lanzo al auditorio del Workplace Summit 2018 el pasado martes 20 en Barcelona.

Sebas Lorente participó en calidad de embajador de The Mail Company, la empresa española especializada en la consultoría y el desarrollo de Soluciones personalizadas en los ámbitos de la Transformación Digital y Logística Interna y Externa.

En su intervención Sebas Lorente, además de defender un tipo de liderazgo “alejado del marketing y de los focos mediáticos, más cálido y directo y que es el que verdaderamente obtiene respuesta de sus colaboradores”, defendió conceptos “como la educación o la amabilidad entre compañeros, comportamientos que muchos damos ya por inherentes, pero todavía nos encontramos con sorpresas desagradables entre nuestros compañeros o cuando visitamos una empresa. Y eso afecta a la confianza entre equipos y a la productividad en los entornos profesionales”.

Como conclusión,  Sebas Lorente apuntó que debemos estar “agradecidos con el momento y el lugar en que nos ha tocado vivir y trabajar. A veces deberíamos parar y pensar lo afortunados que somos, aunque estemos en medio de una atasco de tráfico,  y eso nos ayudaría a relativizar muchos aspectos de nuestra vida diaria tanto personal como profesional”.

La edición barcelonesa del Workplace Summit 2018 se celebró en las instalaciones de la empresa Simón y contó con la participación de más de 100 invitados de perfiles tan diversos como la gestión de edificios, la arquitectura y la ingeniería, la consultoría, los servicios generales y las compras. Todos ellos vinculados por el Facility Management, una actividad que tuvo un volumen de negocio en España el año pasado de más de 60.000 millones de euros.